Health
A PROTEGERSE DEL SOL
La sombra, las gafas de sol, las prendas de vestir y los sombreros son la mejor protección. Además, es necesario aplicarse una crema con filtro solar en las partes del cuerpo que quedan al descubierto, como el rostro y las manos. Te damos algunos consejos más para protegerte del sol.
- Como primer paso es importante evitar la exposición solar en las horas centrales del día. Los rayos UV solares son más fuertes entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, por eso debemos tener especial cuidado con la exposición al sol durante estas horas.
- El índice UV, es un importante dato que te ayuda a planificar tus actividades al aire libre para evitar una exposición excesiva a los rayos del sol. Es necesario utilizar protección solar siempre que el índice UV prevea niveles de exposición moderados a altos. Es un muy buen método.
- ¡Aprovecha las sombras! Ponete a la sombra cuando los rayos UV sean más intensos, pero no olvides que los árboles, las sombrillas o los toldos no protegen totalmente contra la radiación solar, siempre es necesario sumarle a esta protección un buen filtro solar.
- Usá ropas que te protejan. Un sombrero de ala ancha protege debidamente los ojos, las orejas, la cara y la parte posterior del cuello. Las gafas de sol con un índice de protección del 99%-100% frente a los rayos UVA y UVB reducen considerablemente los daños oculares debido a la radiación solar. Las prendas de vestir holgadas y de tejido tupido que cubran la mayor superficie corporal posible también de protegen del sol.
- Utilizá cremas con filtro solar. Aplicarte una crema protectora de amplio espectro, con factor de protección igual o superior a 30, es lo ideal para proteger tu piel. Extendela generosamente sobre la piel expuesta y repetí la aplicación cada dos horas o después de trabajar, nadar, jugar o hacer ejercicio al aire libre.
- Evitá las lámparas y camas solares. Estas aumentan el riesgo de cáncer de piel y pueden dañar los ojos si no se usa la protección debida.
- Protejé a tus hijos. Los niños suelen ser más vulnerables a los riesgos ambientales que los adultos. Cuando estén al aire libre, hay que protegerlos de la exposición a los rayos UV como ya te fuimos comentando en esta nota. Los bebés deben permanecer siempre a la sombra.
- Disfrutar del aire libre y el sol, nos llena de vida y energía. Siempre es super importante tener en cuenta estos tips, para no correr ningún riesgo.