Producciones de Moda
Del modelaje al mundo del arte
Supo ser el centro de todas las miradas en las mejores tapas de las revistas nacionales e internacionales. Desfiló por las pasarelas más prestigiosas y vivió centenares de campañas. Daniela Urzi sorprende no sólo por su imagen, ya consolidada en el mundo de la moda y la belleza, sino por ser una artista en potencia que sigue creciendo en el mundo de la fotografía y abre nuevos horizontes a sus inspiraciones.
¿Hay un momento estipulado para vivir del modelaje?
Hoy creo que no. De hecho hay modelos top internacionales que siguen trabajando, o que de repente se tomaron su tiempo y hay un come back, como Cindy Crawford.
En mi presente, el modelaje es un tema de prioridades. Me gusta hacer cosas muy puntuales y volcar mi tiempo a la familia, ser una mamá presente, estar mucho con mi hijo. Nosotros viajamos bastante, por eso hoy priorizo poder tener libertades.
Cuando trabajaba como modelo me dedicaba solamente a eso, y era mi prioridad. Porque en su momento tenía metas, lugares donde ir, cosas por conocer… llego un punto, después de haber hecho un montón de cosas y de estar contenta con mi carrera, que vinieron otras etapas, apareció Pablo, nos casamos, tuvimos un hijo… me empecé a volcar más en la fotografía… una cosa te va llevando a la otra.
Hacer cosas como modelo y juntarme con amigos como en el caso de esta tapa, lo vivo como algo refrescante, me encanta. Es como volver al pasado, me divierte, me hace muy bien. Son momentos que valoro mucho, al no estar todo el tiempo en el país.

Y con respecto a la moda hoy, ¿Qué te cautiva?
Tengo amigos diseñadores como Alejandro Blanco, diseñador de Eva Méndez, que me llena de ropa. Viene a visitarme a Miami o yo a Nueva York donde vive. Según él se inspira mucho en mí, soy como su musa y mejor amiga. Hasta se tatuó mi nombre!!!!! (risas). Nos amamos, tenemos una obsesión conjunta. La mayoría de las cosas que uso son de él.
Por otro lado, me fascinan los zapatos, siempre me los compro en Zanotti en Italia. Es donde me gusta invertir. Y después tengo amigos como los chicos de Casa Calto, aquí en Argentina que siempre me regalan y son un amor.
Contanos un poco de Thiago… ¿Cómo es su personalidad?
Thiago acaba de cumplir 4 años, es un nene muy cariñoso, muy sociable. Se adapta a los cambios, lo acostumbramos desde muy bebé a viajar, asique él nos acompaña siempre… hasta tenemos ganas de darle un hermano… ya veremos cómo transcurre este año.

¿Cómo es tu presente laboral?
Gracias a Sol Picón que me empezó a representar, pude empezar a conectarme con el ambiente del arte en Miami, un mundo muy nuevo para mí, con gente que no conozco… Al tenerla pude abrirme un mercado y muchas puertas. De hecho gracias a ella pudimos hacer la exposición en Summer Gallery y fue todo un éxito. De las seis fotos que estaban expuestas, vendí cinco. Fue espectacular, tuvo una convocatoria muy buena. Después estuve en Art Basel Miami. Paralelo a eso hice un evento en mi casa, donde inauguré mi estudio de fotografía; es increíble como tener tu espacio de trabajo te cambia todo… estoy muy feliz con eso.

¿Y los planes que tenés en este año?
Una vez que finalizó Art Basel Miami y nos volvimos a juntar, el planteo fue pasar nuestras vacaciones y en marzo cuando regresemos planear algo con tiempo. Delimitando como vamos a presentarnos, con qué cantidad de fotos… en eventos como éste u otros.
A mí lo que me ayuda mucho cuando estoy afuera es testar un poco lo que le gusta más a la gente, porque a veces me inspiro en ciertas cosas pero no es lo que tiene frutos comerciales, y de esa manera puedo combinarlas con fotos que a mí me inspiran y definen…
El Art Basel Miami del año pasado fue una locura, en quince días preparamos todo el material. ¡Imaginate que el libro lo hice en un año! Yo no soy de hacer las cosas apurada, sino que tengo todo más calculado, soy muy obsesiva con mi trabajo.

Y ya que lo mencionaste, ¿Cómo fue la experiencia del libro?
Es el día de hoy que la gente me sigue preguntando por el libro. Llevé dos cajas a Punta del Este porque me encanta que todo el mundo lo tenga. Estuve regalando algunos allá, ahora me voy a llevar a Miami, la idea es encontrar algunos lugares donde venderlo allí.

¿Cómo vivirás este año?
Estaré mayormente en Miami donde tenemos nuestra casa. Y nos manejamos bastante por Europa por el trabajo de mi marido. Mi hijo va a la escuela en Miami y siempre volvemos en algún momento a Argentina, donde están nuestros afectos y amigos. Acabamos de terminar una casa en Punta del Este entonces estuvimos un mes allí, de paso vimos muchos amigos que cuesta encontrar en el año… O la familia, hace un rato estaba organizando cena de primos donde siempre revivimos una foto los cinco juntos… la verdad que es un placer venir a mi país.

www.danielaurzi.com/photography