Interview
Valeria Mazza: La naturalidad de una madre-modelo
Es nuestra mujer de tapa. Porque un aniversario deluxe merece una figura a tono, una referente que haya marcado los caminos de la moda y el estilo. Así elegimos a la blonda argentina que más ha transitado y marcado dichos senderos, por mérito y talento propio, dejando una huella inconfundible. Nos invitó a dar unos pasos con ella, en su presente profesional y familiar, y no pudimos resistirnos.
Relajada pero activa. Ordenada pero despreocupada. Básicamente, natural. Así se la vio, se la ve y se la verá a Valeria Mazza, sin dudas LA modelo argentina. Una mujer que hizo de la simpleza de su belleza una marca for export y le puso nivel a la moda nacional. Y el tiempo demostró que no cualquiera puede llegar a ese tope que estableció arriba y debajo de las pasarelas, sin perder la espontaneidad.
Ni siquiera desde que se convirtió en la feliz madre de tres varones y una bella niña. Su día a día, sigue teniendo poco de “convencional” o cronometrado: “Todos los días nos levantamos a las 7 de la mañana cuando suena el despertador. Despierto a los niños, 7:30 desayuno y 7:40 salen para el cole”, cuenta en su encuentro con Style, en el medio de la sesión de fotos que dio tapa a nuestro número aniversario.
Más allá de esa hora, el resto de sus jornadas son como lo han sido siempre: “Distintas, todo varía. Hay veces que intento hacer deporte cuando ellos se van, voy a jugar al tenis o al gimnasio, o me quedo a hacer cosas en casa. O si tengo que hacer fotos, trato de terminar con todo antes que los chicos salgan de la escuela”. Los chicos, ya no son tan chicos: Baltazar, el primogénito, ya entró en la adolescencia con sus 17 años. Lo siguen Tiziano con 14, Benicio con 11 y la única niña del cuarteto, Taina, que tiene 8 recién cumplidos.
Físicamente los años no parecen pasar para Valeria, quien siempre ha pregonado una vida sana pero sin culpas ni excesos de cuidado. Por eso no extraña ver cero estrés en su hablar cuando afirma que no la desespera el horario de la rutina de ejercicios “pero siempre está bueno hacerla”. Luego su agenda se completa con “días que tengo fotos, otras veces me dedico a los anteojos, o que tengo que hacer el programa. Hoy estoy trabajando con Possible.com, una compañía que genera contenido multimedia de alto impacto social. Ahora estamos empezando con la Fundación Possible para no solo mostrar los grandes problemas de la humanidad sino ponernos a trabajar, manos a la obra”, anuncia, y suma a sus actividades habituales sus ineludibles viajes al exterior, pero también al interior del país: “En junio me voy dos semanas a Europa, específicamente a Berlín y Milán”.
“Es difícil encontrar la rutina, de todas formas, estoy más tranquila que en los noventa”, se confiesa y recuerda, como aprendizaje, que “tras tener a Baltazar, empecé a trabajar con mi hijo a cuestas de un lado para el otro, como si nada. Y ahí me di cuenta que no era la forma”.
Apuntalar a sus hijos, verlos crecer y elegir sus pasiones, ha sido una de las más arduas tareas de Valeria en estos 17 años como madre, que hoy la encuentran como progenitora de dos de los exponentes jóvenes del sky a nivel mundial y de una niña que ha dado que hablar en los últimos tiempos, gracias a lo que la prensa llamó su “debut como modelo”. “Yo no lo tomo como que fue EL debut”, afirma la mamá de Taina. “Ella me acompaña y comparte mi trabajo desde que nació. Es natural, le divierte, le gusta, le fascina como toda nena peinarse, cambiarse. Se dio que estábamos en Milán trabajando y la productora, con quien trabajo siempre, tenía un “especial niños”, me la pidió a Taina y ella quiso. No es su lanzamiento de nada. Lo mismo me sucedió cuando nació Balto, todos me preguntaban si iba a querer que se dedique al modelaje”.
“Los voy a acompañar en lo que elijan, sea lo que sea. Lo que les inculcamos con Alejandro (Gravier) es que lo que hagan sea con responsabilidad, respetándose y respetando al otro. Ser feliz con eso. Ni Alejandro ni yo somos muy convencionales en nuestro trabajo. No sueño con tener un hijo abogado”, confía con firmeza y continúa: “Me interesa que sepan qué es lo que quieren, lo que les gusta. Hay gente que nace con una pasión fuerte desde chico y otros que lo van encontrando cuando crecen”.
-Baltazar ya entró en la adolescencia. ¿Qué hará al terminar la escuela?
-Balto es muy bueno en los números, en la ciencia exacta, así que va a hacer algo de Económicas, Ingenierías…Además Tizi y él están con el sky a full. Hace poco estuvieron en Canadá en un mundial infantil. Son muy buenos deportistas y creo que el deporte es una forma de educarlos, fundamental. Con Ale hemos sido buenos deportistas y desde chicos compartimos con ellos muchas actividades. Eligieron el sky, que los apasiona y tienen sus temporadas, sus viajes. Ahora desde julio se van al sur de nuestro país, primera a Ushuaia y luego a Bariloche, siguen el calendario de competencias. Baltazar acaba de ingresar al equipo nacional de mayores.

Ser modelo, hoy
Sin dudas, Valeria Mazza es la máxima referente del modelaje a nivel nacional. El camino que ha recorrido y su estilo la abalan y la alzan como referente sine qua non de quienes quieren ser realmente modelos.
En pos de orientar a muchas jóvenes, es que se sumó a la Universidad de Palermo, como referente principal para el curso de modelaje de un año que brinda la destacada casa de estudios: “Organizamos un curso anual. Me encanta hacerlo porque se trata de transmitir la experiencia a las jóvenes. Ahora que soy madre y tengo adolescentes, me interesa mucho ese tema. Además, en las instalaciones de la UP, comparten espacio con quienes estudian Producción de Moda, Fotografía, Diseño, así que cualquier carrera que necesite modelos puede convocar a nuestros estudiantes”.
Una de las principales referencias es no tener menos de 16 años para ingresar. “No garantizamos salida laboral, pero creo que hagan lo que hagan luego en la vida, quienes cursen queremos que salgan fortalecidas como mujeres, que puedan encontrarse y usar determinados recursos para empoderarse”, remarca Valeria.
-¿En tiempo como los actuales, sentís que la mannequin como lo fuiste vos y muchas de tu generación?
- Me parece que está confundido el ambiente. Es una suma de todo. Un poco tiene que ver la comunicación. En los ´90 en los Fashion Weeks estaban los que se estudiaban y sabían todo de moda, de los diseñadores y las modelos. Hoy están los bloogers que son lo mismo, pero generaron un trabajo a partir de eso, y los mismos diseñadores los invitan y les pagan porque por lo que ellos dicen tienen seguidores y publicidad. Y también sumemos el fenómeno de los realities, donde entra X y de repente al mes sale firmando autógrafos. Hay mucha gente que quiere ser “famoso”, como si fuera una profesión y en realidad es una consecuencia de determinado trabajo, de hacerlo bien y ser reconocido. Pero no me parece que ser famoso sea un trabajo. Lo mediático llama mucho la atención y eso crea muchos personajes nuevos. A los dos minutos se cuelgan el cartel de modelo. No es que me moleste o esté en contra. Yo sigo diciendo que soy modelo y creo que cada cual dignifica el trabajo que hace. La gente me conoce por el mundo de la moda más allá de que hice otras cosas. Cuando me ven a mí siempre van a ver moda.

El paso del tiempo: una ocupación y no una preocupación
En tiempos donde las cirugías y sobre todo el botox parecen la moneda más corriente en el mundo de las estrellas y las pasarelas, Valeria Mazza sigue demostrando que pese al paso del tiempo y a la maternidad, se puede seguir bella, esbelta y natural, sin intervenciones...ni obsesiones.
“Me cuido pero no creo hacerlo mucho. Tengo amigas que se cuidan más y no tienen que ver con el mundo de la moda”, cuenta con una sonrisa y comienza a deslizar los tips que la han llevado a este presente: “El mejor secreto de belleza es usar protector solar todos los días de tu vida. Aunque no me maquille uso protector con color, pos crema humectante”.
“También me parece importante mantener una vida activa; caminar, andar en bici, lo que sea, es fundamental. Comer variado y sano. Yo no sigo una dieta. Las mujeres sabemos que hay que eliminar varios hidratos, un poco las grasas y azúcar” apunta y aunque asegura que “le cuesta” cuidarse, “sigo flaca pero no me cuido tanto como en mi época de modelaje. Yo me siento bien y no tengo rollos con el tema. Disfruto, la paso bien. Por ejemplo, no tomo alcohol en la mesa, sí cuando salgo o hay una comida especial. En casa somos del agua mineral”, tira como otro tip.
Pero para Valeria lo fundamental es entender que “cuanto antes te empezás a cuidar más vas a estar agradecida a futuro. La edad cuando viene, viene con todo”, dice entre risas y aclara que obviamente, requiere de una disciplina diaria: “Es como un ejercicio. Elegís tener una vida sana. Yo ahora empiezo a pensar en actividades para el futuro. Empezás a cambiar de rutina porque dentro de unos años ya no voy a tener una vida tan activa, entonces pienso al respecto”.
Para esos años que aún están lejos, piensa en dedicar más tiempo a la lectura: “Empecé a leer mucho hace un tiempo, sobre todo biografías y novelas. Hoy le dedico más tiempo a la cocina, a algo más espiritual…Está bueno siempre pensar en que las cosas no pasen de un día para el otro”.
“Cuando tenés 20 dejás que la vida te sorprenda. A mí me sorprendió mucho y gratamente” continúa y sus hijos vuelven a tomar la charla: “Hoy pienso en el futuro porque los hijos también te van marcando el reloj. Pienso en ser útil para ellos en su adolescencia, porque cuando uno va a ser padre se imagina al bebé, los baberos, cambiar pañales y demás, pero para la adolescencia hay que estar aún más preparado. Hoy el “sí” o “no” no alcanza, todo hay que justificarlo porque los chicos tienen mucha información”.
-Y el futuro, en lo laboral, ¿podría incluir televisión a nivel nacional?
- La tele siempre me divierte, pero por otro lado me da miedo quedarme enganchada a hacer tv y no poder tener libertad para viajar, no tener mis tiempos. Ahora estoy viendo, analizando algunas propuestas para hacer algunos meses intensos de algo grabado. Tengo que organizarme para ver cómo hacerlo. Para el año que viene sería.
También este año tendremos la 11va Gala del Hospital Austral que aún no tiene fecha. Estoy pensando en nuevas ideas para la nueva década.