Interview
MÓNICA AYOS
Mónica Ayos - Una mujer inquieta y pujante, de regreso
“Siempre es un buen motivo el viaje para estar en familia”. Desde hace algunos años, Mónica Ayos dejó Argentina para acompañar a su marido Diego Olivera en México, donde las novelas de Televisa y el público lo adoptaron sin dudar. Y a ella también, logrando papeles diferentes en tiras y unitarios. Hoy inclusive su hijo mayor ha ingresado al canal factoría de ficción en el país azteca.
El éxito que la acompañó durante años en nuestro país, acompañó también a la familia a las nuevas tierras. Y aunque la felicidad y el crecimiento son plenos, Mónica no ha dudado en cada contacto con la prensa nacional, en decir cuánto extraña estar en su país.
Quien también la extrañaba a ella era su abuela, Juanita, quien le pidió volver a verla en un escenario en primera fila. Los deseos conspiraron entonces para que el sueño se cumpla. Después de muchos años de tener los derechos comprados y la intención de concretarla, Marcelo De Bellis puso en cartel “Una atracción fatal”, obra de Neil Simon que dirige Manuel González Gil y que protagoniza junto a Raúl Taibo y Mónica Ayos, en su regreso a la ciudad que la vio crecer. La misma en la que vive Juanita y su mamá, la cantante Mónica Crámer.
“El hecho de que mi abuela cumpliese su deseo de verme de nuevo y desde primera fila en un escenario argentino fue como el motor de esta decisión”, remarca Mónica, y desliza que su marido e hijos vendrán pronto a acompañarla, cuando finalicen con sus compromisos laborales en México.
Mientras, espera cerca del mar y bien acompañada por tres compañeros que conoce hace tiempo: “Manuel me dirigió junto a Carlín Calvo en 2001 con “Casi un ángel” producida por Javier Faroni. Junto a Raúl llegó mi primer nominación al Martín Fierro, por “Amor en Custodia” (Francesco e Isabella) y luego también fuimos pareja en “Por Amor a Vos”, donde el triángulo se completaba con Marcelo. Realmente nos divertimos muchísimo compartiendo escenario”.

Volver
-¿Qué es lo que más extrañás de la vida en Argentina?
Extraño TODO. Este viaje a México, que de unos años a esta parte nos ha cambiado la realidad en muchos sentidos, nunca estuvo en mis planes... todo comenzó con “Montecristo” acompañando en familia a Diego y sin esperarlo prosiguió con un espacio para mí que nunca imaginé, dentro de la meca de las telenovelas, que es Televisa. Diego nunca paró, lo de él fue realmente fantástico, y yo de un tiempo a esta parte supe encontrar un nuevo espacio en donde expandirme como actriz. Se desarrolló dentro de un mercado de alcance inimaginable. Un Sueño. Después de este verano en familia, en marzo deberemos retomar la vida afuera.
- ¿Sentís que en Argentina cubriste un abanico importante y plural como actriz que te abrió más puertas allá?
-El hecho de ser profeta en mi tierra me dio la tranquilidad de saber que tenía un espacio ganado en mi lugar de origen, y eso me permitió ir a acompañando la familia sin ningún reclamo en el orden del ego...ni nada que se le parezca. Lo que vino después fue yapa...una expansión en mi carrera y la posibilidad de traspasar fronteras sin contradicciones .Todo fue acomodándose conforme pasaban los meses. Permití que la vida me sorprenda...¡¡y vaya que me sorprendió!!
- ¿Cómo fue adaptarse y conllevar el éxito y exposición que han tenido con Diego allá? ¿Sienten que la prensa los respeta más que acá?
- Nosotros no comparamos. Estoy orgullosa de Diego y sus logros. Somos laburantes y sabemos lo que remamos. Preferimos disfrutar de cada oportunidad y se agradecidos capitalizando cada logro, cada decisión tomada y cada desafío nuevo en esta ruta juntos desde hace más de 12 años.
El éxito mayor para nosotros es la familia intacta en medio de esta vorágine... Habernos ocupado de lo que soñamos juntos, de mantener y sostener en el tiempo nuestro microclima...Sin dudas elegirnos todos los días y en los aciertos tuvo mucho que ver el dejarnos brillar con luz propia y no cortarnos las alas. Nos sentimos muy orgullosos de los logros mutuamente y más aún cuando vemos que en ese acompañamiento nuestros hijos encontraron su camino.

Mónica mujer
Sin dudas es una de las mujeres más bellas del país. Sin embargo se ríe al tildarla de referente porque “es una responsabilidad muy grande de la que ni loca me hago cargo. No me siento así...Solo soy yo misma. Creo que si alguna vez me destaqué fue por reírme de mi misma y quitarle dramatismo o el cassette social sobrevolando temas que no tienen profundidad y profundizando los que de verdad me tocan el alma”.
“Trato de ser genuina espontánea y no perder la capacidad de asombro ni simpleza, y eso lo aplico a todo. Creo que la frescura nos define bastante...y cuido no perderla...y más que adaptarme a cada lugar, moda e idiosincrasia, hago que ellas se adapten a mí. ¡Muy géminis!” exclama.
Esa inquietud constante de su personalidad se traduce a la perfección en su vida profesional: “Creo que mi carrera articuló siempre desde la reinvención...Así es como mejor funciono. Sea cual fuere el rol, mala, buena o ambas en una. He mutado y eso me divierte. A lo largo de mi camino predominó el contraste y creo que eso pudo haber marcado una diferencia destacando algunos laburos...El factor sorpresa alguna vez fue mi fuerte y hoy es la evolución constante y la posibilidad de seguir explorando en distintos generosa, ya sea el culebrón, la comedia costumbrista, el unitario y en distintos espacios: cine, teatro o tv .

-¿Cómo es Mónica mamá hoy, con un hijo que ya empieza su propio camino y otra entrando en la preadolescencia?
Soy muy madre. Lo traigo de fábrica evidentemente, vive en mí...Me sale sin pensarlo, me nace, lo siento y me brota. A Fede lo tuve a mis 18, a Vicky a mis 30.Fui varias madres en una...De acuerdo al contexto familiar en que paría a cada uno de mis hijos y las situaciones de vida.
Como madre soy una tipa plena. Mis hijos son el reflejo de mi mejor costado y me siento desbordada de amor cada día. Son el amor en su estado más puro e incondicional. Siento que un consorcio de mujeres habitan en mí, y todas ellas conforman quien soy: una suerte de Mamushka que se multiplica y se reparte en cada faceta de mi vida. No concibo un pensamiento cerrado. Tengo una cabeza que no para (risas).
- Con Diego son una de las parejas más consolidadas del ambiente y siempre se los ve muy compañeros. ¿Esa ha sido "la clave del éxito" familiar? ¿Cómo es la planificación a futuro, o forjan el camino día a día?
Con Diego hemos sido grandes compañeros de ruta. A mi entender la inteligencia emocional tuvo un papel muy importante a la hora de las elecciones en conjunto e individuales. Hemos sido muy buenos socios en esto del amor y juntos se logró una especie de imán que atrajo lo luminoso en nuestro camino recorrido. Siempre supimos rescatar nuestro lado menos caótico para ponerle el foco a lo que más nos atrae del otro. Nos elegimos cada día a día con conciencia plena. Vivimos intensamente esa elección. El amor el deseo y nuestros códigos de humor siguen siendo nuestros denominadores comunes
- Como mostrás en las redes sociales, el cuidado de tu cuerpo es uno de tus objetivos diarios. ¿Cuál es la clave de Mónica en ese sentido? ¿Qué actividades estás haciendo ahora? ¿Con los años incrementaste la actividad?
Y...es que cumplir 41 no resulta un detalle (risas). Pero la llevo bastante bien. El "envase" no es algo que me quite el sueño pero le doy la bola necesaria como para llevar una vida saludable y el espejo me devuelva una imagen que me agrade. Nada complejo ni extremo...solo sentirme saludable y con la energía acorde a mis necesidades de persona inquieta que soy (risas).