Interview
Flor Torrente: artista y chica it full time
Con un estilo único, se luce en la temporada marplatense entre la actuación y el modelaje. Junto a Style and Life, compartió una tarde de su agitada vida y nos presentó a Helicia.
Pinta, canta, actúa, modela y diseña. A sus tan sólo 25 años, Florencia Torrente es una mujer diferente, una it girl, una referente y una fashionista, pero también una joven que más allá de las pasarelas, los escenarios y los flashes, vive personal y profundamente para el arte.

El mundo de la moda fue su cuna y es por eso que hoy la web Fancybox la tiene como embajadora y cofound. La actuación la ve crecer de la mano de “Adela”, su personaje en “La cada de Bernarda Alba”, obra que protagoniza junto a gran elenco en el Teatro Güemes, bajo la dirección de José María Muscari. El diseño de carteras de la mano de Helicia, llegó a su vida como el gran emprendimiento personal. Y la música es hoy por hoy su cable a tierra…que algún día enchufará para poner a rodar más profesionalmente.

“La verdad es que es una experiencia nueva, intensa y sublime. Son esas combinaciones mágicas que hacen un verano diferente”, dice la joven de facciones perfectas (heredadas varias de su bella madre Araceli González) al referirse a la combinación entre su faceta laboral y la temporada marplatense, la primera que vive de manera profesional.
“Es la primera vez que laburo en temporada, en Mar del Plata y también que hago teatro comercial. Es todo nuevo e increíble”, afirma, quien –como se dijo- más allá de la moda y la actuación, también tiene su lugar para la música.

¿Cómo combinás la música con el resto de tus actividades?
La música siempre está conmigo. Paseo mi guitarra y ukelele por todos lados. Siempre la llevo, es una faceta a la que le doy mucha rosca interna, pero ya llegará en su momento, en el que deba llegar y cuando una está preparada. Soy de las personas que disfrutan el hoy y ahora. Mi actualidad son Bernarda Alba y Helicia, en el momento en que me relajo hago música; prefiero que esté en ese lugar y no un estrés más de trabajo. Ya va a llegar.

Es un privilegio establecer esas prioridades en tu vida…
Aprendí en este tiempo, en mis 25 años, a disfrutar un poco. Es difícil, no es fácil, porque nuestro trabajo requiere de mucho tiempo. A veces no se manejar la ansiedad, porque pretendo ser una computadora que puede hacer todo, pero es imposible. De miércoles a domingos estoy acá, y los lunes y martes estoy a full con mi marca en Buenos Aires. Pero me doy cuenta que no tengo tiempo para mí. Aunque todo se va acomodando, de a poco.

Contanos sobre Helicia.
Es muy importante. Es un proyecto que creamos con mi mejor amiga, Agustina Bruzon, que es diseñadora, se recibió el año pasado. Nos conocemos desde los seis años. Nuestras familias, madres, son parecidas. Estábamos en un momento de crisis, las dos sin laburo y como no puedo estar quieta mirando el techo, un día tomando mate pensamos en hacer carteras. En un principio nace como un hobby, como un disfrute de nuestro tiempo, pero con el objetivo de que en el futuro fuera un trabajo. También queríamos hacer algo distinto, con un concepto, que fuera un homenaje a nuestras madres. Pensamos en un nombre histórico, fuerte, y nos gustaba Elena, por Elena de Troya. Pero ya estaba patentado así que pensando llegamos a Helicia, porque nos gustaba como sonaba, como se escribía. Y a partir de ahí creamos a una mujer fuerte, trabajadora y luchadora por sus ideales y salir adelante. Escribimos un libro, y cada capítulo es una temporada. El primero fue el Origen, el segundo La Transición. Y acá estamos muy felices, porque si bien empezamos en febrero, en agosto comenzamos a vender. Helicia sólo se vende por internet, con envío a domicilio y gratis a todo el país.

¿Tienen un estilo que irá mutando o mantener este estilo especial que tienen ustedes?
La idea es mantener algunas cosas, ir mutando pero entendiendo que cada capítulo nos lleva a una nueva historia. Lo que vamos a mantener es nuestro herraje, que es una raíz que significa el mantener el origen del que venimos. Ese sello va a estar siempre. Y la mochila, porque es la que no lleva y acompaña en cada viaje, y guardamos cada amuleto. De hecho ahora vamos a sacar una mini historia en video para que la gente entienda lo que es Helicia, y nuestro ícono que es la mochila. Nosotras estamos un mes probando cada pieza, para ver si es cómoda y si sirve para todo, y la mochila cumplió con todo.
Su primera temporada

Es tu primer verano formal en Mar del Plata…
Vine cuando era muy chica, tenía cinco años cuando mi mamá hacía “La banda del Golden Rocket…osea, hace muchos años. Y el Mar del Plata que recuerdo era una quinta, familia…no era esta locura diaria. Es arduo pero estamos muy contentas con la obra, con el público.

¿Cómo te sentís con el lugar que te da esta obra a nivel actoral?
Todo el tiempo uno lucha por hacerse valer por quién es y lo que hace, y Muscari me dio una oportunidad muy grande para poder demostrar lo que hago. La verdad fue una actitud de absorción de todo lo que pude: desde José hasta Norma, pasando por todas y cada una de las actrices que, sinceramente me convirtió en una esponja.

Me posiciona en otro lugar esta experiencia. Hay que vivir, transitar y disfrutar cada minuto. Mi vieja no me recomendó nada, que aproveche la oportunidad y adelante.

¿Cómo preparaste el personaje?
Con poca conciencia. Me enfrenté a esta Adela, Muscari y Lorca desde la inconsciencia. Siempre supe que era un personaje increíble, precioso, lo leí en el colegio, pero ser Adela es otra historia y no me di cuenta hasta hace poco tiempo porque uno lo ve normal, cotidiano, que está buenísimo el conjunto. Y eso está bueno porque ayuda a no absorber cosas que uno no necesita, sino ahí exprimir lo más posible esa situación.

Se te ve con intensidad hacer a Adela…
Sí, estoy feliz. Todas estamos totalmente adentro de los personajes. La obra es mágica por sí sola pero hay un complemento interno que es de cada una de nosotras, ensambladas, que es genial.

¿Cuáles son los planes futuros?
Nada aún. La música, el arte…ir para adelante siempre.