Deco/architecture
PROYECTAR CONTEMPORANEIDAD
Martín Zanotti es muy joven para haberse convertido en uno de los arquitectos mejor reputados de la ciudad de Buenos Aires. Pero eso es, en efecto, lo que sucede con su nombre. Sus obras son tapa de las revistas más destacadas de arquitectura y diseño interior de la región; sus participaciones en ferias y exposiciones del sector, una medalla segura; su sello de autor, una garantía de calidad y contemporaneidad. Con proyectos residenciales de variada escala en la ciudad, el suburbio y el mar, Zanotti es un referente de la profesión en la Argentina de principios del siglo XXI.
Ya desde que cursaba Arquitectura en la FADU - UBA, de donde egresó, realizaba sus primeros trabajos desde el estudio de su padre. Luego llegaron otras colaboraciones –como con el diseñador Alfred Fellinger– y nuevas sociedades. Hasta que, ya con una sólida experiencia en el campo de la arquitectura y el interiorismo, abrió el estudio que lleva su nombre y que tiene como base de operaciones un regio piso sobre la calle Arenales, en pleno barrio de Recoleta, vecino a los mejores negocios de decoración, textiles y galerías de arte de Buenos Aires.

Los trabajos de Martín Zanotti se caracterizan por un fuerte diálogo interdisciplinario, que sincroniza el impulso creativo y permite alcanzar una expresión estética y funcional de excelencia. Sus obras son efectivamente funcionales y estéticas, quizás porque la premisa no es para él una etiqueta profesional o un dogma pasajero, sino un modo de hacer y fundamentalmente de ser.

A lo largo de los años Zanotti ha participado de una innumerable cantidad de exposiciones. Sin ir más lejos, en 2013 acaba de ser premiado con la Medalla de Oro de CASA FOA; presentó allí una inmejorable versión del hall de entrada del Edificio Tornquist proyectado por el célebre arquitecto Alejandro Bustillo, una muestra de su abordaje imponente y respetuoso del espacio. Y, por tercera vez, colaboró como curador y referente del lay-out de la Feria D&D de Diseño & Decoración organizada por la revista homónima.

Sus obras llenan las páginas de libros y publicaciones especializadas en el país y en el exterior. Ejecutadas en lugares tan disímiles Argentina, Perú, Europa y el Uruguay, recorren todas las escalas, desde emprendimientos comerciales como shopping-centers (Patio Bullrich), locales (Barugel Azulay) y edificios multifuncionales (Hotel Intercontinental) hasta viviendas unifamiliares en sitios urbanos (Puerto Madero, Belgrano, Martínez, San Isidro, Barrio Norte), del suburbio (Vicente López, los Country Clubs Argentino de Golf, Río Cuarto Golf Club en Córdoba, El Talar de Pacheco, Highland, Martindale, Newman, Abril, Bahía del Sol, Pacheco Golf, Nordelta, Chacras de Murray, Laguna del Sol, Tortugas, San Jorge, San Carlos, Los Pingüinos), en cascos de estancias argentinas y en lugares de playa (José Ignacio, Punta del Este, Colonia, Paracas).

Viajero incansable y visitante asiduo de las ferias internacionales, su mirada avezada registra tendencias para reinterpretarlas a la hora de crear. Su estilo resulta de la solidez de su formación, de la evolución de su pensamiento, de la investigción constante y, por supuesto, del vínculo que entabla con cada cliente, algo único y determinante de los distintos proyectos que encara.
Una imagen poderosa, una espacialidad inteligente y plagada de recursos que se sintetizan en un lenguaje neutro y profundamente coherente. Tal un posible retrato de la obra de Martín Zanotti, uno de los más dignos representantes de la arquitectura de este tiempo.